Wikis > Significantes Ciudadanos

Desarrollo endógeno y Conocimiento como discursos emergentes en el turismo regional

 

Descripción

Luego de algunos años trabajando en investigación y docencia (formal e informal), articulación de proyectos, iniciativas y propuestas locales, en conjunto con instituciones y organizaciones locales o iniciativas propias, he concluido que buena parte de los inconvenientes experimentados en la organización de tareas y acciones colectivas, observables desde la planificación previa y en el diseño o ejecución de dichas acciones, estriba en la ausencia de un acuerdo, que llamaré germinal por su carácter de semilla, sobre las ideas, conceptos y motivaciones comunes mínimas entre los actores individuales y colectivos involucrados y que ayude a sostener el impulso a concluirlas. Discernir sobre un aspecto específico que debiera habitar en el ese acuerdo, es una buena motivación para hablar de ello, y espero que este libro nos ayude a ilustrar los modos en que esto ocurre en un área tan sensible para la actividad económica local como lo es el turismo.

Esa inquietud por conocer cuáles son los conceptos básicos que manejan los actores involucrados en las acciones a construir, resulta hija de mi experiencia como observadora-participante de varios procesos articuladores de acciones de política pública de impacto local y también nacional en el área de tecnologías de información libres, redes productivas y conocimiento abierto. Y, al mismo tiempo, es hermana de mi experiencia como activista de tecnologías libres y de conocimiento libre desde comienzos del 2002. Todo ello me convence de que esta investigación nace de una perspectiva personal sobre el rol del conocimiento en el quehacer social, y su impacto en cualquier opción de desarrollo endógeno, y que el modo en que ésta última se construye y se percibe depende en mucho del punto en el cual el ojo observador se sitúe.

Esta perspectiva, junto a mi sensibilización y motivación personal hacia la defensa de la perspectiva de género frente a la tecnología, las vengo haciendo explícitas desde hace varios años en mi quehacer profesional, en Fundacite Mérida, en la breve docencia en Misión Sucre, en asesorías hechas para el Centro Nacional de Tecnologías de Información (CNTI – MPPEUCT), en mi papel como acompañante de creación de proyectos y normativas nacionales para el área de tecnologías libres, pero también en mi actual desempeño en el Colegio Universitario Hotel Escuela de Los Andes Venezolanos (CUHELAV), y se han hecho igualmente manifiestas en varios documentos y escritos publicados en los distintos blogs que administro y mantengo[http://libreconocimiento.wordpress.com||Conocimiento Libre para una Sociedad Libre] fue el primero sobre este tema, pero no el único. Hoy día mantengo también [http://comunalizarconocimiento.wordpress.com||Comunalizar Conocimiento], donde junto a dos compañeros mostramos inquietudes sobre la colonización y geopolítica del conocimiento y [http://libreconocimiento.org.ve||Emancipando al Conocimiento], un blog autoreflexivo sobre el proceso creativo de escribir este libro., y que también han sido registrados con participaciones de audio y vídeo en distintas instancias, y difundidos por distintos medios. En todo caso, lo que hago ahora por tanto, es recordar al lector/a que esas son vetas que se observan en lo que se ha formado en mí como investigadora, y buena parte de lo que se evidencie en el texto que sigue, tiene esos matices, incluida la decisión por el sistema de referencias que permite visibilizar el nombre completo de autores y autoras y, por tanto, reconoce los aportes de mujeres a los temas de estudio planteados.

Es por ello que lo que ahora presento, como colofón de una mirada a algunos aspectos de la acción social, se construye desde el relato en el cual la investigación documental pretende aportar elementos para la discusión y no para la validación de las afirmaciones que se presentan. No es una postura propia de las ciencias sociales al uso, sin embargo, el ejercicio que me ocupa no es una sumarización de aportes de otros, sino apenas abrir una ventana a través de la cual mostrar la voz de quien escribe, y allí, las referencias a terceros confluyen en el relato como parte de la cotidiana creación a varias manos de la que somos objeto, pero que no busca legitimar lo dicho, sino aportar otras voces, como quien conversa entre colegas. Por ello y por ser hijo este libro de mi quehacer cotidiano con la recurrente pregunta por el conocimiento y por el desarrollo, es bueno advertirlo a quien lee este texto, algunas partes de este texto encontrará escritos que ya se han divulgado a través de los blogs antes mencionados, investigaciones anteriores a este momento, artículos y también las charlas que, durante los últimos once años, he realizado en distintos eventos.

Finalmente, presento a quien lee mi angustia vital ante la necesidad de establecer argumentos para defender la búsqueda colectiva por construir espacios de comprensión común sobre el conocimiento y el desarrollo, y que de no hacerse, se condicionaría el avance e impacto de cualquier intento local de fortalecimiento de espacios socioproductivos.

Esto es para mi el leiv motiv de este libro.

 

 

Metodología

La premisa base de esta investigación es que en el ámbito local, la ejecución y la permanencia de iniciativas de desarrollo requieren, además de una claridad de la actividad productiva en torno a la que se construirán, de un acuerdo claro sobre lo que será entendido como conocimiento y desarrollo, así como sus espacios de creación intelectual, divulgación y socialización de conocimiento por una parte, y por la otra sobre lo que supone el desarrollo endógeno y cómo desmenuzarlo en prácticas cotidianas de carácter colectivo.

Tomo como excusa para ilustrarlo, una conversación a la que invito al quien lee, sobre el Turismo. Lo cual equivale a decir que una propuesta local de desarrollo endógeno con el turismo regional como propulsor, se fortalece con el acceso al conocimiento, y el desarrollo endógeno estará relacionado de modo estrecho con los marcos de interpretación que tienen los actores involucrados sobre la realidad.

En este sentido, y entendiendo que el desarrollo endógeno de un entorno local tiene una relación casi de tipo simbiótica con el acceso al conocimiento por parte de actores locales y su entendimiento del papel de éste en el desarrollo, este texto pretende incorporar un cuestionamiento hacia los modos en que dichos actores, de la política, de la comunidad o del activismo social, pueden estar entendiendo tanto al desarrollo endógeno como al conocimiento, y las formas en que se aproximan a éstos en su desempeño diario.

Sobre esta ruta se hacen varios recorridos a lo largo del libro, con la expectativa de establecer el modo, casi simbiótico, en el cual el desarrollo endógeno se vincula con las formas en las cuales se crea, comparte, difunde y «juega» con el conocimiento y el valor que a estas prácticas se da en los espacios locales y desde allí, hacia las formas en que localmente se decide entorno a las áreas productivas.

Esta investigación ha sido, por tanto, una interpelación amplia hacia las formas en que los actores que directa o indirectamente participan de las opciones y potencialidades locales, entienden tanto al «desarrollo endógeno» como al «conocimiento». Como resultado, nos ha interesado revelar el modo en que esos sentipensantesEn Una Sociología Sentipensante para América Latina (2009), Fals Borda nos habla del «hombre sentipensante» y lo define como un hombre que combina la razón y el amor, y conjura las mutilaciones que la vida diaria le hace y que le impiden decir la verdad, es decir lo que piensa y siente. del quehacer local debieran aproximarse a un modo de hacer que puede resultar propicio o adverso a la construcción del desarrollo endógeno.

Desde allí estoy, entonces, explorando varias piezas de un puzle que se me viene dibujando: los conceptos (desde la academia), los imaginarios y narrativas (de comunidades) y los discursos (de actores institucionalizados) en torno al conocimiento y al desarrollo endógeno. Del análisis de dichas lógicas en conjunto se ha construido un mapa de los discursos identificados (que llamamos emergentes) y su vinculación con el fortalecimiento del turismo como actividad socioproductiva local.

Del dimensionamiento, de ese mapa de ideas y comprensiones, pretendemos dibujar una suerte de cartografía. Esta cartografía identificaría, por tanto, los elementos del paisaje y, probablemente, también avanzaría sobre sus roles. Espero poder con ello, mostrar a quien me lee, aquellos espacios comunes en las distintas miradas de los actores hacia conocimiento y desarrollo, pero también los espacios no comunes, como lugares desde los cuales pueden derivarse investigaciones posteriores.

Si con ello logro visibilizar estas zonas, estos lugares comunes y no comunes y construir con ello un arqueo de intenciones, comprensiones y dimensiones, creo que habré cumplido el cometido que me ha motivado inicialmente en el curso de la investigación.

Estoy convencida de que conocer esa cartografía es un elemento clave en la visibilización y el manejo de la configuración de discursos y perspectivas emergentes y el éxito o el fracaso de las acciones emprendidas hacia el turismo regional.

 

Contenidos