“Habría que estudiar primero cómo trabaja la colonizaión para descivilizar al colonizador, para embrutecerlo, en el sentido exacto e la palabra para degradarlo, para despertarlo a sus escondidos institintos, a la codicia, a la violencia, al odio racial, al relativismo moral, y demostrar que, cada vez que en Vietnam cortan una cabeza o sacan un ojo y en Francia se acepta, violan a una muchacha y en Francia se acepta, sacrifican a un malgache y en Francia se acepta, un logro de la civlización pende con peso muerto, una regresión universal se opera, una gangrena se instala, un foco de infección se extiende, y al final de todos esos tratados violados, de todas esas mentiras propagadas de todas esas expediciones punitivas toleradas, de todos esos prisioneros atados e “interrogados”, de todos esos patriotas torturados, al final de ese orgullo racial enardecido, al final de esa jactancia desplegada, está el veneno inoculado en las venas de Europa, y el progreso lento, pero seguro, de la salvajizacion del continente”

Aimé Césaire (2015) “Discurso sobre el Colonialismo (1955)”. en No aculturados. El Perro y la Rana: Caracas